Cómo comenzar una dieta vegana: Consejos prácticos para hacer la transición

Adoptar una dieta vegana puede ser una decisión que cambie la vida, no solo para uno mismo sino también para el planeta. Sin embargo, hacer la transición puede ser un desafío, especialmente si no estás seguro de por dónde empezar.

Este artículo está destinado a proporcionarte consejos prácticos y útiles para facilitarte el camino hacia un estilo de vida vegano.

¿Por qué una dieta vegana?

Una dieta vegana se basa en alimentos de origen vegetal y excluye todos los productos de origen animal.

Los veganos optan por esta dieta por diversas razones, incluyendo la ética animal, el medio ambiente y la salud.

Hemos escrito un artículo que entra en detalle del por qué la dieta vegana no es una moda.

Conocer y leer las etiquetas de los alimentos

Uno de los primeros pasos para adoptar una dieta vegana es aprender a leer las etiquetas de los alimentos. No todos los alimentos etiquetados como “vegetarianos” son veganos, ya que pueden contener productos derivados de animales como leche, huevos o miel.

Además, algunos alimentos procesados pueden contener ingredientes de origen animal que no son tan obvios.

Por ejemplo, la “gelatina” está hecha de huesos y piel de animales, y el “carmín” o “cochinilla”, que se usa en muchos alimentos y cosméticos para dar color, se deriva de un tipo de insecto.

Incorporación de más frutas y verduras

Adoptar una dieta vegana es una excelente oportunidad para explorar la diversidad de frutas y verduras disponibles. Intenta incorporar al menos una porción de frutas y verduras en cada comida.

Las frutas y las verduras no solo aportan color y variedad a tus platos, sino que también son ricas en nutrientes esenciales.

Se recomienda consumir alrededor de 4 porciones de verduras y 2 porciones de frutas diariamente. Esta ingesta aumenta la fibra, las vitaminas y los minerales esenciales para nuestro organismo.

También te recomiendo consumir en comercio de proximidad y producto de temporada.

Podemos organizarnos para incorporar más frutas y verduras a la dieta, una forma sería la siguiente:

Incrementa el consumo gradualmente.

Si las frutas y verduras no son una gran parte de tu dienta, comienza incorporando una pieza más al día. Cuando te acostumbres, añade otra y así sucesivamente hasta alcanzar la cantidad recomendada.

Busca alternativas

Por ejemplo, agrega zanahorias ralladas finamente a una ensalada o calabacín a un sofrito.

Varía tus opciones

Si te cansas de comer siempre las mismas frutas, prueba con kiwi, mango, piña fresca o algunas opciones más exóticas

Prueba a beberlas

Puedes optar por un batido o un zumo en algunas de las 5 comidas recomendadas al día.

Sé creativo

Puedes tomar hummus con tiras de zanahoria o incorporar trozos de fruta a un yogur natural de soja.

Puré o hervido

Muchas verduras se prestan a ser transformadas para convertirlas en un delicioso puré o también puedes optar por cocerlas.

Planificación de las comidas

La planificación de las comidas es una herramienta útil para garantizar que obtienes una dieta equilibrada y variada.

Planificar tus comidas con antelación puede ayudarte a asegurarte de que estás obteniendo todos los nutrientes que necesitas.

También puede ser útil preparar comidas en grandes cantidades y congelarlas para los días en que no tengas tiempo de cocinar, a esta técnica actualmente se le llama Batch Cooking, pues inspirarte con nuestro artículo sobre el batch cooking vegano.

Recursos útiles

Puedes encontrar una gran variedad de recursos útiles para ayudarte en tu transición a una dieta vegana, aquí tienes algunos:

  • Veganuary: Un desafió de un mes para probar la dieta vegana con muchas recetas y consejos.
  • The Vegan Society: Ofrece una gran cantidad de información sobre dieta vegana, incluyendo una guía de nutrición.
  • HappyCow: Un recurso para encontrar restaurantes veganos y vegetarianos en tu área

Opinión personal

Hay muchos factores que pueden hacerte abandonar la transición a una dieta vegana, lo entiendo, nadie duda de tu compromiso ético por los animales o por la repercusión en el planeta.

En mis inicios, y actualmente en ocasiones, luchas contra corriente cuando intentas socializar e intentas almorzar o cenar fuera de casa.

En tu hogar lo tienes todo organizado para conseguir tu objetivo, pero fuera es más complicado, siempre encontrarás un ensalada en el menú y cada vez los restaurantes veganos/vegetarianos son más accesibles.

Puedes ir eliminando la carne poco a poco, quizás tu objetivo no es el veganismo puro, puedes probar otro tipo de recetas que no incluyan carne y sorprenda.

Ánimos, nos leemos pronto.

Suscríbete y disfruta tu cocina cada semana.

RECIBE CONTENIDO SEMANAL, LA LISTA DE LA COMPRA, Y EN FORMATO PDF EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES. COCINA MÁS FÁCIL.

0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like